¿Que tienen en común San Juan Pablo II, el estafador Carlo Ponzi y el actor Jack Black ? ¡¡Los 3 están vinculados a Jan Lewan!! El protagonista de dos películas que podes ver en Netflix desde los primeros días de este año. En pocas ocasiones podes conocer un hecho desde dos productos culturales distintos a solo tres clicks de distancia.

El documental “The Man Who Would Be Polka King” nos cuenta en 60 minutos como un emprendedor polaco hace las veces de cantante, comerciante de chucherías, agente de turismo, guía de viajes y asesor financiero en la ciudad de Pennsylvania hasta que algo comienza a salirse de control.

Lewandowski impulsó sus sueños con ahorros de jubilados inmigrantes a los que convenció de suscribir “Letras” para financiar la expansión de su “Imperio Polaco en América”. El protagonista prometía un interés del 12% y 20% sin respaldo alguno en una remake del esquema popularizado por Carlo Ponzi en la primera mitad del siglo XX en Nueva York. Una estafa que se sostenía mientras nuevos damnificados ingresen al esquema ya que sus negocios apenas se pagaban a si mismos.

En uno de sus intentos por expandirse organizó tours por Europa visitando al entonces Sumo Pontífice de origen polaco, Karol Wojtila. Lo cual le dio más visibilidad dentro de la comunidad polaca de su ciudad. Ya ha se había hecho conocido como cantante de polcas y por su programa de radio donde también publicitaba su tienda de regalos del país de Lech Walesa.

Si no sos de ver documentales Netflix también estreno “El Rey del Polca” donde se narra la misma historia de Jan Lewan en tono de comedia.

El elenco te asegura pasar 95 minutos muy divertidos donde se lucen Jack Black, como el estafador multpropósito, Jenny Slate (que será parte del cast de Venom este año) como su esposa y Jason Schwartzman como el mejor amigo de Jan.

Ambas películas dan cuenta del histrionismo del protagonista lo cual es una de las características que siempre se encuentran entre los promotores de estafas piramidales. Aquí podemos ver a ambos Lewan en la presentación de la comedia durante el Sundance Festival.

También debe prestarse atención al rol que cumplen los vínculos sociales y familiares en el ascenso y caída del condenado por 400 casos de estafa en varios estados de EEUU.

La comedia se toma las licencias necesarias para abordar la vida de este estafador y hacerte pasar un buen rato. Quienes no pasaron un buen rato fueron los fans de Lewan que vieron esfumarse sus ahorros entre polcas, rezos y platos de zurek.